Tratamiento para la eliminación de piojos y liendres, bajo control médico

¿Deben o no deben los niños ir a clase si tienen piojos?

Por a 1 Feb, 2018 en sin-piojos | 0 Comentarios

Los expertos en Pediculosis cada vez tienen más claro que se deberían de tomar medidas más drásticas para frenar la pediculosis en los niños con piojos mientras todavía hay gente que no lo ve factible


Resultado de imagen de pediculosis y colegios

La sola idea de piojos caminando en la cabeza de un niño basta para generar espasmos de repulsión. A juzgar por las drásticas medidas que algunos padres toman para deshacerse de ellas — desde mayonesa y vinagre hasta dosis potencialmente tóxicas de sustancias químicas — uno pensaría que son el peor azote sobre la Tierra. Pero, aparte del factor asco y un cuero cabelludo que a veces produce comezón, ocasionada por una reacción alérgica a su saliva, los piojos de cabeza no causan dolor físico y no transmiten enfermedades.

En un informe clínico emitido en julio por la Academia Estadounidense de Pediatría, la organización notó que los piojos “provocan un alto nivel de ansiedad entre los padres de familia de niños en edad escolar”. Un mayor problema que los mismos piojos es que las infecciones comúnmente no se diagnostican bien. Bajo algunos estimados, cuando menos la mitad de los niños que reciben tratamiento para combatir piojos en la cabeza — que incluso les prohíben asistir a la escuela, en algunos estados de EU con políticas de “cero liendres” — ya no las tienen o nunca estuvieron infestados, para empezar.  Las escuelas que revisan a niños en busca de piojos a menudo se apoyan en enfermeras y padres de familia mal preparados para detectar cualquier infección activa de piojos.

En un estudio de más de 600 muestras ve presuntos piojos o huevecillos presentados por profesores, padres de familia, enfermeras y médicos, aproximadamente dos tercios terminaron siendo caspa, costras, tierra, trozos de células de la piel, gotitas de aerosol para el cabello, otros insectos o huevecillos que ya no eran viables o no habían incubado. Este estudio, encabezado por el Dr. Richard J. Pollack y colegas de la Facultad de Salud Pública de Harvard, concluyeron que los “niño sin infecciones terminan siendo aislados cuando menos con la misma frecuencia que menores infestados” y que los tratamientos con insecticidas que matan piojos “se aplican con mayor frecuencia a niños que no están infestados que a niños que presentan infestaciones activas”. En las palabras de la Academia de Pediatría, “a un niño no se le debe restringir de que asista a la escuela debido a los piojos; se deberían abandonar las políticas de cero liendres”. Además, “se deberían desalentar las revisiones rutinarias en aulas o en escuelas enteras”. Cualquiera puede terminar con piojos. No tienen respeto alguno por la clase social, higiene personal, largo del cabello o frecuencia del peinado. Con mayor frecuencia se transmiten por contacto directo de cabeza con cabeza, con mucha menor frecuencia por exposición a la ropa, sombreros, cascos, accesorios del cabello, audífonos o accesorios usados por una persona infectada. Los niños terminan infectados con mayor frecuencia que los adultos, al tiempo que la incidencia es mayor entre blancos en comparación con otros grupos. Si bien “probablemente es imposible prevenir todas las infecciones de piojos en la cabeza”, decía el informe de pediatría, “es prudente que se enseñe a los niños que no compartan artículos personales como peines, cepillos y sombreros. Sin embargo, nadie debería negarse a usar equipo protector en la cabeza por temor a terminar con piojos”. 

 

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Tendencias/2010/09/23/734155/Los-ninos-no-deben-dejar-de-asistir-a-clases-por-piojos.html